0 items - 0,00 € 0

NOSOTROS

Somos Johnny y Marta, una pareja de food-lovers. Barcelonia es un proyecto familiar nacido de la ilusión. Nuestra misión es crear productos veganos alucinantes con tal de contribuir a construir una sociedad más compasiva con nuestros animales y la Tierra. Queremos que nuestros peques puedan vivir en un planeta donde se respira bien y los animales son tratados con respeto.

Johnny es de California y viene de una familia de foodies veganos de larga trayectoria. ¡Lo lleva en la sangre! Su madre Sarah fundó Jump Start en los años 80, el primer deli vegano de California con takeaways veganos espectaculares y con largas colas de gente esperando a ser servidos manjares plant-based fabulosos. Su hermana Dawn tiene una empresa de cookies veganas sin gluten Bakeology. Dawn es una super estrella dentro del mundo de creaciones sin gluten y veganas.

Las creaciones de Johnny son inspiraciones americanas transformadas en veganas realmente fantásticas. Personas veganas, vegetarianas, omnívoras, flexitarianas… ¡sean cuál sean tus preferencias alimentarias te animamos a probar nuestros productos! Crean pasiones entre todos los públicos.

¿POR QUÉ VEGAN?

Elaboramos alimentos veganos ante todo porque amamos a los animales. Los animales son criaturas hermosas, divertidas, juguetonas y con sentimientos que quieren vivir y ser libres. Enjaularlos, esclavizarlos y matarlos para comerlos casi siempre es innecesario. Y la agricultura industrial es una actividad especialmente dañina y cruel.

«La grandeza de una nación y su progreso moral se pueden juzgar por la forma en que trata a sus animales”, Mahatma Gandhi

Lo hacemos también porque amamos la Tierra. Ella literalmente nos lo ha dado todo. Una pequeña-gran forma con la que podemos agradecerle su generosidad es escogiendo ingredientes vegetales. Los productos de origen vegetal tienen una huella de carbono mucho más reducida que los de origen animal.

¿POR QUÉ BIO?

Elaboramos productos hechos con ingredientes ecológicos porque los pesticidas son sustancias químicas venenosas que dañan los ecosistemas del planeta y los seres vivos que residen en él.

Imagínate  una plantación de árboles de cacao. Imagínate las raíces de los árboles absorbiendo productos químicos nocivos. Imagínate esos mismos productos químicos filtrándose en el subsuelo y llegando a las aguas subterráneas, contaminando acuífero y ríos, hasta llegar a nuestros mares.

Cuando abrimos un saco de 25 kg de azúcar ecológico, cogemos un puñado con las manos y lo olemos, la experiencia es brutal. Huele espectacular y es bonito de ver. La experiencia al abrir un saco de 25 kg de azúcar no bio es totalmente distinta. El no ecológico huele a químicos y tiene zero atractivo.

La agricultura ecológica es armoniosa y respetuosa con la Tierra y eso se nota en el producto final.

¿POR QUÉ SIN PLÁSTICO?

No agregamos plástico en nuestra cadena de suministro porque los plásticos contaminan de la peor manera posible y para siempre.

No hace falta que te expliquemos el impacto que tiene el plástico en los ecosistemas. La realidad es conocida y extremadamente triste.  Necesitamos cambiarla.

Uno de nuestros propósitos más íntimos e importantes es crear productos que no tengan plástico. Como consumidores nos cuesta mucho ser plastic-free y nos duele cada vez que sacamos la basura llena de plásticos.

Desde del principio, decidimos ser una empresa libre de plásticos, sabiendo lo difícil que sería pero lo estamos haciendo y eso nos genera una satisfacción enorme. Utilizamos cartón reciclado para nuestras cajas y bolsas compostables para envasar nuestras cookies. Nuestras mini cookies estan envasas en bolsas kraft que tienen un film interior hecho de PLA de almidón de maíz. Tienen el sello «Ok compost» y se pueden dipositar en el contenedor marrón de la orgánica.

¿POR QUÉ COMERCIO JUSTO?

Muchos de los ingredientes orgánicos que usamos para hacer nuestros productos proceden de países lejanos porque no se producen más cerca. Estamos hablando del azúcar, el chocolate, el aceite de coco, la canela… En estos casos siempre intentamos escoger Comercio Justo.

Es importante para nosotros utilizar ingredientes certificados de Comercio Justo porque así garantizamos unas condiciones de trabajo dignas y un salario justo para los trabajadores y trabajadoras. Y importantísimo, cuando compramos Comercio Justo garantizamos que los niños van a la escuela en vez de a trabajar en las plantaciones.

Los pequeños productores y productoras que venden su cosecha a través de los canales de Comercio Justo tienen asegurado el precio que reciben por su trabajo. Eso hace que no vivan con miedo y puedan construir una vida más sostenible y segura para sus familias.